Ampliación del campo de batalla (Michel Houellebecq)

Tras unos cuantos años, el otro día no sé muy bien por qué razón me dio por releer Ampliación del campo de batalla, un libro del francés Michel Houellebecq que retrata la sociedad y el mercado laboral actual desde el punto de un informático de 30 años que tontea con la depresión.

Este es uno de esos libros en los que la lectura se hace más interna que externa. No te puedes leer este libro igual que te leerías "El Club Dumas", porque aún sin grandes simbolismos ocultos, la novela que nos trae es capaz de hacerte reflexionar en prácticamente cada capítulo, que no son pocos a pesar de su corta longitud. En la edición española el libro tiene unas 150 páginas, lo digo de memoria, y con letra bastante grande. Y no es porque lo que tenga que contar no merezca más espacio, de hecho creo que la grandeza de este libro es que explica las cosas en su justo espacio, ni mucho ni poco. Es cierto que a veces hay momentos de reflexión del protagonista, es un libro en primera persona, con lo que está plagado, parecen alargarse, pero siempre lleva a algún sitio.

Lo que me ha sorprendido del libro es que si bien en su momento me gustó, ahora al releerlo mi opinión sobre él ha mejorado. Su crítica a la sociedad actual es mordaz, pero certera. Uno de los temas que comenta, y que realmente más me ha impresionado, y me sorprende que en su momento no lo hiciera, es la jerarquización social en sus dos posibles vías: la sexual y la económica. Hasta el más rico es posible que nunca llegue a tener sexo sin pagar por el mismo,  y el más pobre puede ser todo un pichabrava. Pero aún así, lo más interesante es que a pesar de que todo en este mundo se mide por dinero, entre el rico a dos velas y el pobre follador nuestra sociedad consideraría que el perdedor es el rico, a pesar de su dinero.

Como os digo, es un libro lleno de reflexiones interesantes, mordaces y a menudo realmente graciosas. Pero a mí me sorprende lo diferente de la lectura que hago al libro ahora que hace tres años. Estoy replanteándome seriamente releer algunas novelas que en su momento leí y que probablemente ahora las perciba de un modo distinto. Aunque es una pena perder el tiempo, por decirlo de algún modo, con novelas leídas cuando hay tanto nuevo por leer. O no.

Comentarios

Elena y sus Neuras ha dicho que…
Tengo pendiente leerlo...y ahora con esta crítica tan buena estoy deseando acabar el que tengo ahora entre manos para poder hacerlo!!

En fin, muy buena crítica. Inpsira a la lectura.

Un besu!
Nunki ha dicho que…
Releer siempre lleva a descubrir cosas nuevas. Un saludo

Entradas populares